Quantcast

jueves, 4 de febrero de 2010

IDENTIFICAN AL AUTOR INTELECTUAL DE LA MASACRE EN CHIHUAHUA. JEFE DE SICARIOS, JOSÉ ANTONIO ACOSTA HERNÁNDEZ, OCUPO EL CARGO DE AGENTE "B" DE LA POLICÍA MINISTERIAL INVESTIGADORA.

clip_image002

clip_image004JEFE DE SICARIOS, JOSÉ ANTONIO ACOSTA HERNÁNDEZ, OCUPO EL CARGO DE AGENTE "B" DE LA POLICÍA MINISTERIAL INVESTIGADORA.

Chihuahua, Chihuahua, México. Jueves, 04 de febrero de 2010.- El autor intelectual de la masacre en Ciudad Juárez es un ex agente del grupo antisecuestros de la PGJE, el cual fue identificado por las autoridades como José Antonio Acosta Hernández, alias "el Diez" o "el Diego", y por el cual se ofreció en el 2008 una recompensa de un millón de pesos.

Acosta Hernández es señalado por José Dolores Arroyo Chavarría, único detenido hasta el momento por la PGJE como responsable de este multihomicidio, de ser el líder criminal que ordenó esta matanza a dos células de sicarios de Ciudad Juárez.

Además, Acosta Hernández fue señalado por el Operativo Conjunto Chihuahua como allegado a Gabino Salas Valenciano, de quien ayer la procuradora de Justicia, Patricia González Rodríguez, informó que también está prófugo y es líder de una banda de sicarios en el Valle de Juárez.

De acuerdo con la información de la Procuraduría General de Justicia del estado, el ex agente ministerial Acosta Hernández fue quien dio la orden de matar a los asistentes a la fiesta estudiantil en Villas de Salvárcar, luego de que gente de su grupo fuera alertada sobre la presencia de varios jóvenes de la pandilla Doble A, antagónica de su organización criminal.

En la estructura criminal presentada por la PGJE se señala que "el Diego" o "el Diez" ordenó a dos líderes de grupos de sicarios identificados como Adrián Ramírez, "el Doce", y a otro sujeto apodado "el 51", que asesinaran a los presentes en esta reunión estudiantil.

Datos del Operativo Conjunto Chihuahua, hoy Operación Coordinada Chihuahua, informan que en el 2008 se ofreció una recompensa de un millón de pesos a la persona que proporcionara información verídica, que llevara a la captura de Gabino Salas Valenciano, apodado "el Ingeniero" y del ex policía ministerial del Grupo Antisecuestros José Antonio Acosta Hernández, conocido también como "el Blablazo".

NINGUNO DE LOS JOVENES PERTENECÍA A LA PANDILLA DE LOS “ARTISTAS ASESINOS”.

Ninguno de los jóvenes que murió en la masacre en Villas de Salvácar el fin de semana pasado tiene vínculos con el grupo delictivo Artistas Asesinos —ligado con el cártel de Sinaloa—, informó el vocero de la Operación Coordinada Chihuahua, Enrique Torres Valadez.

Aclaró que el único indicio de esta presunta relación fue aportado por el detenido José Dolores Arroyo Chavarría, quien fungía como halcón o vigilante de la pandilla Los Aztecas, grupo que sirve a La Línea o al cártel de Juárez.

La procuradora de Justicia, Patricia González Rodríguez, se pronunció en este mismo sentido, al afirmar que los estudiantes fallecidos en la masacre fueron víctimas circunstanciales, sin ninguna relación con el trasiego de drogas, contrario a lo declarado la víspera por el presidente Felipe Calderón, quien dijo que se había tratado de una simple rivalidad entre dos grupos de jóvenes.

“Hasta ahora todas nuestras investigaciones indican claramente que eran jóvenes inocentes”, dijo la procuradora. El Ejecutivo federal señaló desde Japón: “Los jóvenes fueron cobardemente asesinados, probablemente por otro grupo con el que tenían cierta rivalidad”.

La funcionaria detalló que la captura de José Dolores Arroyo Chavarría, de 30 años y quien participó en la matanza en Villas de Salvácar como “halcón” —vigía, de la pandilla Los Aztecas—, fue casual, ya que se concretó en una inspección rutinaria del Ejército realizada un día después de los hechos.

Confirmó que en el operativo, registrado en las calles Popocatépetl y Manuel J. Clouthier, en Ciudad Juárez, murió el jefe del grupo de sicarios que atacó a los jóvenes, identificado como El 12 —quien a su vez recibía órdenes de El 10—, cuando se opuso al arresto y cayó abatido ante la respuesta militar.

Arroyo Chavarría declaró a las autoridades que por instrucciones del jefe de la plaza, identificado como El 10 o El Diego, los pistoleros fueron llamados para acudir a Villas de Salvárcar, “porque uno de sus chavos que es vecino de ese lugar, le llamó para decirle que había una fiesta de puros doblados (grupo criminal de la Doble AA o Artistas Asesinos, que opera para El Chapo Guzmán), entonces El Diego le dio indicaciones a El 51, que es el jefe de sicarios para que hicieran ese ‘jale’”, difundió la vocería del Operativo Coordinado Chihuahua.

El detenido detalló que en el estacionamiento de un centro comercial se reunieron dos equipos de ataque, uno bajo el mando de El 12 o El Rama —quien murió al día siguiente y fue identificado como Adrián Ramírez— y otro a cargo de El 51; de ahí partieron en caravana hasta llegar al lugar de los hechos. Al “jale” acudieron El 12, El 15, El 16, El 18, El 26, El 27 en diversos vehículos”. El uso de números impide que al ser detenidos puedan delatar al resto de los participantes.

¿QUIÉN ES EL AUTOR INTELECTUAL DE LA MASACRE?

Nombre: José Antonio Acosta Hernández

Alias: "el Diez", "el Diego" o "el Blablazo"

Edad: 33 años

Destacamento: Subprocuraduría Zona Norte

Cargo: Agente del Grupo Antisecuestros en la PGJE

Ingresó a la PGJE: El 1 de mayo del 1999

Fue dado de baja: El 19 de octubre del 2007

Motivo: Renuncia voluntaria, tras reprobar los exámenes de confiabilidad

Recompensa: En el 2008 el Operativo Conjunto Chihuahua ofreció un millón de pesos a quien diera información para su captura

Antecedentes: En el 2006 mató a un presunto plagiario en un operativo policial

En el 2007 fue señalado por extorsionadores detenidos como líder criminal

Situación jurídica: Prófugo de la justicia

Participación en la masacre: Autor intelectual al ordenar a dos grupos de sicarios que realizaran la matanza

Delitos de los que se le acusa: Homicidio contra 15 personas y homicidio en grado de tentativa contra once personas más

Identificado por la PGJE: Como líder de una estructura criminal de Ciudad Juárez.