martes, 12 de abril de 2016

SANDRA SÁNCHEZ RUIZ: EL FANTASMA FIANANCIERO, DE RICARDO GALLARDO JUÁREZ

NOTICIAS EN LA CABECERA 1658

SANDRA SÁNCHEZ RUIZ: EL FANTASMA FIANANCIERO, DE RICARDO GALLARDO JUÁREZ

●   El aviso del SAT con el RFC mostrado por la televisora incluye la Clave Única de Registro de Población (CURP) de Sánchez Ruiz, que es: SARS680714MDFNZN09, en el que se confirma que es originaria del Distrito Federal.

●   Sandra Sánchez Ruiz nació el 14 de julio de 1968 en el Distrito Federal y fue registrada en la Delegación Cuauhtémoc a principios de 1969 en el libro 0012 con el acta número 00371.

●    En la página 163 de la sección blanca del directorio telefónico del año 2015 aparece registrado el teléfono a nombre de ella, con domicilio en la calle de Primera Cerrada de Abedules número 100, vivienda ubicada a 438 metros de distancia de la farmacia, donde una dependiente reportó a Canal 7 que Sandra “vive en la ciudad de México”.

Por Eduardo Delgado

San Luis Potosí, México. Martes 12 de abril del año 2016 ●http://astrolabio.com.mx/ Sandra Sánchez Ruiz, a quien el Ayuntamiento capitalino le pagó 34 millones 706 mil 548.84 pesos -en menos de tres meses- por concepto de medicamentos para personal de confianza aparece en el directorio telefónico con domicilio en el número 100 de Primera Cerrada de Abedules, localizado a menos de 500 metros de la farmacia… prácticamente “a la vuelta de la esquina”. Al llamarle respondió una mujer que aseguró no conocerla.

En la relación de cheques expedidos por el municipio de la capital, entre 9 de diciembre de 2015 y el 29 de febrero de este año, se detectaron 60 documentos a nombre de Sandra Sánchez Ruiz.

A partir de ello el alcalde capitalino, Ricardo Gallardo Juárez, del Partido de la Revolución Democrática, fue cuestionado acerca de la identidad de Sánchez Ruiz, de quien rehúso revelar su identidad, pese que dijo conocerla.

En su búsqueda, el Canal 7 local halló en la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), el domicilio de una farmacia a nombre de la proveedora de medicamentos, cuyo domicilio resultó ser el del servicio médico del Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez.

Posteriormente localizaron el Registro Federal de Contribuyentes, con domicilio fiscal en el número 1783-A de la avenida San Luis, donde se localiza una pequeña farmacia de reciente apertura.

El aviso del SAT con el RFC mostrado por la televisora incluye la Clave Única de Registro de Población (CURP) de Sánchez Ruiz, que es: SARS680714MDFNZN09, en el que se confirma que es originaria del Distrito Federal.

Sandra Sánchez Ruiz nació el 14 de julio de 1968 en el Distrito Federal y fue registrada en la Delegación Cuauhtémoc a principios de 1969 en el libro 0012 con el acta número 00371.

En la página 163 de la sección blanca del directorio telefónico del año 2015 aparece registrado el teléfono a nombre de ella, con domicilio en la calle de Primera Cerrada de Abedules número 100, vivienda ubicada a 438 metros de distancia de la farmacia, donde una dependiente reportó a Canal 7 que Sandra “vive en la ciudad de México”.

Astrolabio Diario Digital marcó al número telefónico 831-54-78, en donde contestó una mujer:

– Buenas tardes.
– Buenas tardes.
– Habla Eduardo Delgado del portal de noticias Astrolabio Diario Digital, estoy buscando a Sandra Sánchez Ruiz.
– No, ella aquí no vive.
– ¿No?
– Porque aparece este número telefónico a nombre de ella en el directorio telefónico.
– La verdad ella aquí no vive.
– ¿Usted la conoce?
– Yo creo que está mal el teléfono.
– Porque le insisto, en el directorio aparece este número a su nombre.
– Tal vez antes este sería su número pero no, ahorita ya no.
– Disculpe usted cuanto tiene habitando en esa vivienda.
– No, yo no vivo aquí.
– ¿No sabe cómo la podríamos localizarla?
– No, la verdad no. No sabría decirle.
– Porque la estamos buscando por el asunto este de la compra venta de medicamentos al Ayuntamiento…supongo que está enterada.
– Es que le repito yo no la conozco, ella no vive aquí. Entonces la verdad no sé ni de quien me esté hablando.
– Bueno, le agradezco la atención y una disculpa.
– No, no se preocupe.