martes, 15 de marzo de 2016

EL GRUPO UNIVERSIDAD, INVESTIGA LOS ANTECEDENTES PENALES, DE SERGIO ENRIQUE DESFASSIUX CABELLO

NOTICIAS EN LA CABECERA 1603

EL GRUPO UNIVERSIDAD, INVESTIGA LOS ANTECEDENTES PENALES, DE SERGIO ENRIQUE DESFASSIUX CABELLO

●   Al parecer, en su pasado remoto, cometió crímenes sexuales, que quedaron impunes.

●   El sistema de información del Grupo Universidad, vinculó al Diputado Desfassiux Cabello, al ex diputado del PRD, y ex candidato a gobernador del estado, Juan Ramiro Robledo Ruiz, al diputado local por el Partido Verde, Gerardo “Chilillo” Serrano, y al director de la Coordinación Estatal para el Fortalecimiento Institucional de los Municipios (Cefim), Luis Gerardo Aldaco alias “El Chapito Aldaco”, operador político y títere, del ex rector de la universidad, Mario García Valdez, como los autores de un complot, para violentar la autonomía universitaria.

●   Para ello usaron al dirigente de la Federación Universitaria Potosina, Guillermo Rivera Morales, con la intención de enrarecer la próxima elección o reelección de rector de la Máxima Casa de Estudios potosina, hoy a cargo del arquitecto Fermín Villar Rubio.

SAN LUIS POTOSÍ, MÉXICO. MARTES 15 DE MARZO DEL AÑO 2016 ● El Grupo Universidad, investiga los antecedentes penales, de Sergio Enrique Desfassiux Cabello.

Al parecer, en su pasado remoto, cometió crímenes sexuales, que quedaron impunes.

Sergio Enrique Desfassiux Cabello, es en la actualidad, Diputado local del Partido de la Revolución democrática (PRD) por el Distrito VIII.

La furia del Grupo Universidad explotó cuando en el 10 de marzo, el Diputado Desfassiux Cabello, desde la tribuna del Congreso del Estado, arremetió en contra del rector de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), Manuel Fermín Villar Rubio, y lo calificó de ser una persona “pedante, sangrona y creída”, y ser el peor rector que ha tenido la universidad.

Acto seguido, le exigió mayor transparencia en las elecciones de directores de las diferentes escuelas y facultades, así como en los recursos que maneja la máxima casa de estudios.

El sistema de información del Grupo Universidad, vinculó al Diputado Desfassiux Cabello, al ex diputado del PRD, y ex candidato a gobernador del estado, Juan Ramiro Robledo Ruiz, al diputado local por el Partido Verde, Gerardo “Chilillo” Serrano, y al director de la Coordinación Estatal para el Fortalecimiento Institucional de los Municipios (Cefim), Luis Gerardo Aldaco alias “El Chapito Aldaco”, operador político y títere, del ex rector de la universidad, Mario García Valdez, como los autores de un complot, para violentar la autonomía universitaria.

Para ello usaron al dirigente de la Federación Universitaria Potosina, Guillermo Rivera Morales, con la intención de enrarecer la próxima elección o reelección de rector de la Máxima Casa de Estudios potosina, hoy a cargo del arquitecto Fermín Villar Rubio.

El diputado y el funcionario carrerista, protegidos con el manto del empresario Pablo Valladares García, dieron al dirigente estudiantil la encomienda de proponer y fomentar una consulta a la comunidad universitaria con el fin de evaluar el desempeño de los directores de escuelas y Facultades y del propio rector, pasando por alto la autonomía y las disposiciones contenidas en el estatuto orgánico del alma mater potosina.

Memo Rivera, quien hasta ahora había pasado inadvertido como dirigente estudiantil, de pronto encontró cobijo en diversos medios de comunicación para hacer su propuesta, nunca imaginó que consejeros alumnos y miembros de la propia FUP saldrían en defensa del honor de la universidad.

Serrano, a quien el grupo del empresario Pablo Valladares impulsa como proyecto para la presidencia municipal de la capital potosina en el 2018, fracasó ya que tras una manifestación pública, el presidente de la FUP reculó en sus intenciones de encuestar a la población universitaria, para saber el ánimo que existe sobre el desempeño de directores y del rector.

Por su parte, Gerardo Aldaco, viejo dinosaurio de los grupos estudiantiles, una vez más violentó el desarrollo de los procesos universitarios, sólo que esta vez su estrategia fracasó ante el valor de los estudiantes para defender a la UASLP de sus negros intereses y de los de su grupo.