Quantcast

miércoles, 3 de febrero de 2016

LA CORPORACIÓN DE LA COCA COLA,SOBORNÓ CON 1 MILLÓN DE PESOS, AL DIRECTOR GENERAL DE PREVENCIÓN Y REINSERCIÓN SOCIAL, DEL GOBIERNO DEL ESTADO DE SAN LUIS POTOSÍ, COMANDANTE ARTURO ALEJANDRO BARRERA HENTSHI

NOTICIAS EN LA CABECERA 1515

LA CORPORACIÓN DE LA COCA COLA,SOBORNÓ CON 1 MILLÓN DE PESOS, AL DIRECTOR GENERAL DE PREVENCIÓN Y REINSERCIÓN SOCIAL, DEL GOBIERNO DEL ESTADO DE SAN LUIS POTOSÍ, COMANDANTE ARTURO ALEJANDRO BARRERA HENTSHI

● Para obtener esta exclusividad en la venta del refresco de la marca de la coca cola en los 6 penales del estado de San Luis Potosí, la corporación sobornó con 1 millón de pesos en efectivo, al reciente y flamante Director General de Prevención y Reinserción Social del gobierno del estado de San Luis Potosí, Comandante Arturo Alejandro Barrera Hentshi (en el estado de Tamaulipas de donde viene, la prensa lo escribía como Genchi).

● Al año se venden en los 6 penales 720,000 (setecientos veinte mil refrescos de la marca coca cola), con un ingreso para la corporación de la coca cola, de 6 millones 480 mil pesos.

● La utilidad en las tiendas de los penales es de 2 millones 880 mil pesos al año.

San Luis Potosí, San Luis Potosí, México. 3 de febrero del año 2016.

Señor Director:

Somos un grupo de internos del Centro de Prevención y Reinserción Social Número 1 (Penal de La Pila).

El motivo de nuestra carta es hacerle saber que en los 6 centros de Reinserción Social del estado de San Luis Potosí que son: (Centro Estatal de Reinserción Social de Ciudad Valles. Centro Estatal de Reinserción Social de Matehuala. Centro Estatal de Reinserción Social de Rioverde. Centro Estatal de Reinserción Social de San Luis Potosí . Centro Estatal de Reinserción Social de Tamazunchale. Centro Estatal de Reinserción Social de Tancanhuitz), el único refresco que se vende es el de la compañía refresquera de la Coca Cola.

Este monopolio atenta en contra de nuestros derechos humanos, porque el gobierno del estado de San Luis Potosí, es quién decide que marca de refresco debemos comprar y consumir, en todos los penales del estado.

Nos obliga a comprar el refresco de la coca cola, a un precio de 13 pesos en las tiendas de los penales, cuando su valor comercial en las tiendas de la ciudad es de hasta 4 pesos menos.

Para obtener esta exclusividad en la venta del refresco de la marca de la coca cola en los 6 penales del estado de San Luis Potosí, la corporación sobornó con 1 millón de pesos en efectivo, al reciente y flamante Director General de Prevención y Reinserción Social del gobierno del estado de San Luis Potosí, Comandante Arturo Alejandro Barrera Hentshi (en el estado de Tamaulipas de donde viene, la prensa lo escribía como Genchi).

Es un negocio de muchos millones de pesos, que no está licitado por el Comité de Adquisiciones del Gobierno del estado, por el valor de sus utilidades, y el costo de sus compras al proveedor que en este caso es, la corporación de la coca cola.

Hay un reciente estudio de mercado, elaborado por algunos internos que son comerciantes, y otros que son economistas.

De manera conservadora, al menos en los 6 penales del estado, se consumen 600 cajas de refresco coca cola por semana.

Cada caja tiene 25 botellas, lo que equivale a 15,000 refrescos por semana con un valor comercial interno de 13 pesos, lo que da un total de $ 195,000.00 (ciento noventa y cinco mil pesos).

Al mes son 60,000 refrescos con un valor de $ 780,000.00 (setecientos ochenta mil pesos).

La utilidad por cada refresco es de 4 pesos, lo que da una ganancia de ($ 240,000.00 doscientos cuarenta mil pesos).

Al año se venden en los 6 penales 720,000 (setecientos veinte mil refrescos de la marca coca cola), con un ingreso para la corporación coca cola, de 6 millones 480 mil pesos.

La utilidad en las tiendas es de 2 millones 880 mil pesos.

Pero falta incluir las fiestas de los penales, las frituras, los lonches, los cigarros, y toda la mercancía que se pueda vender adentro, a través de las tiendas.

Los internos que se encargan de la tiendas dicen que las ganancias se comparten. Y ahora que el gobierno del estado ya rescató el autogobierno interno, los funcionarios son los dueños de las ganancias.

Este monopolio en la venta del refresco, además de atentar en contra de nuestros derechos humanos a decidir que queremos comprar, el gobierno aplasta el libre comercio, y genera una competencia desleal hacia otras marcas de refrescos embotellados, algunos de ellos que se fabrican en la ciudad de San Luis Potosí, con inversiones potosinas.
Y por si este lucro indebido de los funcionarios del gobierno del estado no fuera suficiente, el Comandante Arturo Alejandro Barrera Hentshi, reciente y flamante Director General de Prevención y Reinserción Social del gobierno del estado de San Luis Potosí, no ha terminado ni siquiera su educación preparatoria, y no cumple con la Ley General de Seguridad Pública del estado de San Luis Potosí, que le exige para su cargo una licenciatura en derecho y un título de Abogado.

Acaba de rentar una casa al lado de su oficina que cuesta $ 50,000.00 (cincuenta mil pesos mensuales) y que tiene alberca y todas las comodidades que se puede dar un nuevo millonario en San Luis Potosí.

Le mandamos una foto que nuestros abogados encontraron un periódico Digital del estado de Tamaulipas, y dicen que se trata de él, entregando unos premios a nombre del general Arturo Gutiérrez Gutiérrez.

Por si fuera poco, lo que el funcionario del gobierno gana tan sólo con el negocio de la venta de la exclusividad del refresco de la coca cola, le acaba de pedir a través del Director del Penal, Pedro Francisco Reyes García, que tampoco es Abogado o Licenciado en Derecho, sino profesor de una escuela primaria en el estado de Tamaulipas, que la empresa Tracktolamp, ponga en su nómina con un altísimo salario, a su esposa y a su hijo.

Como la empresa no quiso aceptar sus condiciones, le dio un plazo de 3 semanas para que se vaya de la penitenciaría del estado, y cierre sus operaciones de maquila.

Al cerrar una empresa de manera arbitraria por su codicia, nos deja sin una fuente de empleo, y cancela nuestra oportunidad de hacer algo con nuestro mucho tiempo que tenemos aquí en el penal.

Por ahora eso es todo lo que tenemos que decirle. Nuestros abogados estarán en contacto con su periódico Digital.
I. P. (Inserción Pagada)