sábado, 29 de agosto de 2015

LOS CAMBIOS EN EL GABINETE DE PEÑA NIETO, NO SON SUFICIENTES: SONIA MENDOZA

NOTICIAS EN LA CABECERA 1205

LOS CAMBIOS EN EL GABINETE DE PEÑA NIETO, NO SON SUFICIENTES: SONIA MENDOZA

-   No es comprensible que Rosario Robles se mantenga, cuando el manejo faccioso de SEDESOL ha sido tan cuestionado.

-   Se debió considerar el cambio los titulares de la PGR y Hacienda ante los pocos o nulos resultados.

CIUDAD DE MÉXICO. VIERNES 28 DE AGOSTO DEL AÑO 2015 ● A pocos días del Informe Presidencial y ante los cambios que se dieron en el gabinete federal, la Senadora potosina, Sonia Mendoza Díaz expresó que dichos movimientos no parecen ser suficientes, ante la problemática que vive el país.

"Nosotros prevenimos desde el primer año que los colaboradores del presidente no estaban funcionando, y durante el proceso electoral vimos un manejo partidista de secretarías tan importantes como la propia SEDESOL, pero aparentemente esa era la consigna, pues no se entiende que se mantenga a Rosario Robles en el gabinete, con ese manejo faccioso y cuestionado", afirmó la Senadora y agregó que los resultados desastrosos de combate a la pobreza están a la vista de todos los mexicanos.

Además, planteó que para realmente recomponer el rumbo, el presidente Peña Nieto debió haber considerado el cambio de los titulares de la PGR y de Hacienda, pues dijo que esas entidades públicas han presentado "pocos o nulos resultados", lo cual nos ha llevado a crisis en la impartición de justicia y al desplome de la economía mexicana; sin embargo, señaló, "los mantuvo, lo cual no es nada alentador".

Finalmente, reiteró la voluntad de los legisladores del PAN de construir un verdadero Sistema Nacional Anticorrupción, que se erija como el dique que se requiere para contener y eliminar el fenómeno de la corrupción en todo el país, "Lo que se ha hecho hasta el momento por parte del ejecutivo federal, ha sido insuficiente y tibio, con lo cual en lugar de cortar la corrupción de raíz, parece que se protege" y ejemplificó el trabajo hecho por el Secretario de la Función Pública, en relación a los conflictos de interés del propio presidente y de otros integrantes de su gabinete.