martes, 28 de julio de 2015

Por sus conflictos de intereses, con el Fraccionamiento Residencial La Vista, "tronó" Enrique Abud Dip, como secretario de Turismo

NOTICIAS EN LA CABECERA 1135

Por sus conflictos de intereses, con el Fraccionamiento Residencial La Vista, "tronó" Enrique Abud Dip, como secretario de Turismo

●   En su lugar Eduardo González Sierra, secretario General de Gobierno, le tomó la protesta a Juan Carlos Valle García, quien estará al frente de la dependencia los dos meses que restan del sexenio.

●   Por otro lado, ante el hallazgo de un ducto que emerge del Fraccionamiento La Vista, el cual se alimenta de otros pequeños tubos a lo largo de la barda perimetral, y que va a parar a un arroyo que pasa justo detrás del fraccionamiento, el Interapas dio a conocer que de comprobarse que realmente se construyó con el objetivo transportar las aguas negras de las viviendas, el riesgo ecológico es muy elevado, porque el citado arroyo es un afluente natural de la presa de San José, que abastece a 200,000 habitantes, que es el 30% de la población en San Luis Potosí.

San Luis Potosí, México. Lunes 27 de julio del año 2015 ● Por sus conflictos de intereses, con el Fraccionamiento Residencial La Vista, "reventó" Enrique Abud Dip, como secretario de Turismo.

En su lugar Eduardo González Sierra, secretario General de Gobierno, le tomó la protesta a Juan Carlos Valle García, quien estará al frente de la dependencia los dos meses que restan del sexenio.

Juan Carlos Valle García, quien desde el inicio de la administración estatal fungía como director General de Operación Turística, asumió la titularidad de la Secretaría, y como primer acto, fue llamado para revisar los detalles concernientes a su área, del VI informe de gobierno próximo a realizarse.

Por otro lado, ante el hallazgo de un ducto que emerge del Fraccionamiento La Vista, el cual se alimenta de otros pequeños tubos a lo largo de la barda perimetral, y que va a parar a un arroyo que pasa justo detrás del fraccionamiento, el Interapas dio a conocer que de comprobarse que realmente se construyó con el objetivo transportar las aguas negras de las viviendas, el riesgo ecológico es muy elevado, porque el citado arroyo es un afluente natural de la presa de San José, que abastece a 200,000 habitantes, que es el 30% de la población en San Luis Potosí.

Humberto Ramos, vocero del Interapas, dijo que la presa de San José abastece a 200 mil habitantes de San Luis, porque lo que el riesgo sanitario es alto.

“El agua va a parar al vaso de captación superficial como es el caso de la Presa San José, por lo que le compete investigar a la Comisión Nacional del Agua, y si es así y ustedes ya tienen detectada esta situación anómala, por favor les pedimos por parte de Interapas, que acudan a estas instancias y que les den una respuesta al respecto”, sugirió.

Si el fraccionamiento La Vista evacúa las aguas negras al arroyo que corre atrás del complejo habitacional, estaría contaminando más de 9 millones de metros cúbicos que utiliza toda la sociedad potosina, por lo cual este desarrollador habitacional sería acreedor de severas multas económicas y administrativas por parte de Instituciones Federales como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, (Semarnat), La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la secretaría estatal de Ecología y Medio Ambiente (Segam).

Las reiteradas inconsistencias que ha presentado La Vista con el organismo operador Interapas comenzaron con la falta de pago del estudio de factibilidad del servicio del vital líquido, que costó los 35 millones de pesos, y hasta la fecha aún no lo ha pagado.

El organismo operador Interapas suscribió el 6 de diciembre del 2006 el otorgamiento de la factibilidad de 1,300 tomas de tipo residencial al Grupo Constructor La Vista, para el desarrollo habitacional La Vista, ubicado en el predio El Chavalín, rumbo a la salida a la carretera a Guadalajara.

En dicho documento, se estableció que por ser un predio ubicado fuera de la zona de factibilidad, con cargo a la empresa constructora, era necesario llevar a cabo la construcción de un pozo profundo, un colector pluvial, las redes de agua potable y drenaje sanitario, así como las obras de cabecera necesarias, para brindar los servicios satisfactoriamente a las 1,300 tomas de agua de tipo residencial autorizadas.

Sin embargo, el 2 de octubre del 2007, tras haber concluido la vigencia del estudio de factibilidad que otorgó Interapas al Grupo Constructor La Vista, se le requirió el pago de las cuotas y tarifas de las 1,300 tomas solicitadas, además de la presentación de los proyectos de las redes de agua y drenaje sanitario. No hubo respuesta alguna de parte de la empresa constructora.

El 14 de diciembre del 2007, el organismo operador Interapas notificó nuevamente al Grupo La Vista, a quien se le concedió un término de 10 días para cumplir con el trámite de factibilidad, que de no hacerlo se le cancelarían los compromisos contenidos en el convenio de obra y el estudio de factibilidad positiva.

El 19 de diciembre del 2007, la Vista solicita al Interapas una prórroga para la formalización del convenio de pago.

Para el 11 de febrero del 2008, el Interapas, notificó al Grupo La Vista, que no procede la prórroga solicitada y se deja sin efecto el convenio de pago. Esa misma fecha, Interapas entregó oficio al Ayuntamiento de San Luis Potosí, donde se establece el fraccionamiento Residencial La Vista, ubicado en el predio El Chavalín, no tiene factibilidad para la prestación de los servicios de agua potable, drenaje sanitario y saneamiento de las aguas residuales, para que mediante su intervención se evite que este fraccionamiento opera fuera de la legalidad.

De igual forma, el 22 de abril del 2008, el organismo operador hizo del conocimiento al Cabildo del municipio de San Luis Potosí, de la situación que prevalece en ese fraccionamiento.

En ese orden, el Grupo Constructor La Vista, construye el desarrollo habitacional denominado Residencial La Vista, en el predio desde el mes de julio del 2007 en forma irregular, ya que no cuenta con los proyectos autorizados para la prestación de los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento y ahora, al parecer, planea enviar los residuos del drenaje a un arroyo que conduce a la presa de San José.