Quantcast

jueves, 4 de junio de 2015

RICARDO GALLARDO JUÁREZ, FUE DETENIDO EN EL AÑO 2007, POR FALSIFICACIÓN DE DOCUMENTOS

NOTICIAS EN LA CABECERA 1005

RICARDO GALLARDO JUÁREZ, FUE DETENIDO EN EL AÑO 2007, POR FALSIFICACIÓN DE DOCUMENTOS

SAN LUIS POTOSÍ, MÉXICO ● El candidato a la Alcaldía potosina por el PRD-PT, Ricardo Gallardo Juárez ha afirmado en reiteradas ocasiones que nunca ha tenido problemas con la justicia, ello debido a que se le liga con grupos del crimen, luego de la detención de su hijo, preso actualmente en un penal de seguridad por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.

Gallardo miente, pues en el año 2007 fue detenido y acusado de falsificador, por lo cual estuvo bajo un proceso penal y existe su ficha pericial.

Tal documento detalla los datos generales del hoy candidato a la Presidencia Municipal por el Partido de la Revolución Democrática y el Partido del Trabajo:

GALLARDO JUAREZ RICARDO

Domicilio: CAMINO AL BARRO NO. 15, LA CONSTANCIA, SOLEDAD DE GRACIANO SÁNCHEZ

Fecha de nacimiento: 06/10/1955

Ocupación: COMERCIANTE (PRODUCTOS CARNICOS EN SU DOMICILIO)

Asimismo refiere las características físicas. Su estatura de 1.75 metros, un peso de 85 kilogramos, una cicatriz de la apéndice, ojos café obscuro, piel morena clara, cejas escasas, pelo castaño obscuro y de complexión regular.

En el apartado de “Historial delictivo”, el documento señala que el delito por el que se le detuvo bajo una orden de aprehensión fue “uso de objeto falso o alterado” en el modo de “falsificador”.

Especifica que fue puesto a disposición del Juzgado Sexto del Ramo Penal por el delito contra la falsedad, con el número de expediente 2906/07.

La historia es muy sencilla y muestra el verdadero rostro de Ricardo Gallardo, quien está acostumbrado a alcanzar sus objetivos, a la buena o a la mala.

El “Pollo”, dedicado por años a la venta de carne de ese animal, ha sido y es proveedor de comercios grandes y pequeños, por lo cual como en muchos negocios hay pérdidas y ganancias, además de manejar líneas de crédito a los micros empresarios.

Así, una clienta de Gallardo, mantenía un adeudo con éste y le abonaba regularmente para terminar el asunto, pero el “Pollo” un día que estuvo de malas le exigió a la señora el pago total, quien le indicó que no podría cubrirlo de esa manera, aunado a que ese no había sido el trato original.

Gallardo, explosivo y acostumbrado a que se hagan las cosas como él diga, amenazó a su clienta con cobrarle a la mala y le dio un ultimátum: quería el dinero (unos cuantos miles) en unos días.

Como la señora en mención no pudo juntar el dinero para pagarle al “Pollo”, éste cumplió su amenaza de cobrarle a la mala y la demando exigiendo cerca de 50 mil pesos, cantidad que no era la verdadera cifra de la deuda, por lo cual la mujer, se asesoró jurídicamente y contestó las acusaciones.

Así, pudo comprobarse que Ricardo Gallardo falsificó un pagaré con la citada cantidad, por lo cual el juicio iniciado por el hoy candidato a la Alcaldía, se le volteó y luego de meses de litigio un juez concedió la orden de aprehensión por el delitos de falsificación o uso de documento falso, al quedar corroborado en base a un peritaje, que el “Pollo” usurpó la firma de la mujer a quien acusó.

Al ser detenido Ricardo Gallardo, fue protegido por funcionarios de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), por lo cual el asunto no trascendió y fue archivado, al parecer por que el “Pollo” llegó a un acuerdo extra judicial con su demandada.

El asunto revela el rostro gansteril de Gallardo, documentado ampliamente por www.sanluisvoy.mx y al mismo tiempo lo muestra como un mentiroso capaz de todo y basta recordar que el actual candidato a la Presidencia Municipal capitalina, ha asegurado en reiteradas ocasiones que nunca ha tenido problemas mayores con la justicia, ni él ni sus familiares.

Gallardo olvidó que su hermano Pedro Gallardo, fue detenido en flagrancia por lesionar e intentar secuestrar a una mujer en las pasadas elecciones, hace ya casi 3 años y por lo cual fue consignado al penal acusado de lesiones, intento de secuestro y de robo de vehículo con violencia, delitos graves que misteriosamente luego desaparecieron.

Hoy, queda confirmado que Ricardo Gallardo Juárez es un delincuente que le ha agarrado el gusto a la política y sabe el dineral que representaría manejar el Ayuntamiento capitalino, luego de que ya fue Alcalde de Soledad de Graciano Sánchez y donde se especula, acrecentó su fortuna con múltiples negocios al amparo del poder público.

Decida usted amable lector, si Ricardo Gallardo Juárez es un político que ayuda desinteresadamente a los ciudadanos o es un delincuente más que quiere el poder, para llenarse los bolsillos de dinero.