Quantcast

sábado, 17 de enero de 2015

LLAMA EL IMSS, A IMPEDIR QUE LA DIABETES SE CONVIERTA EN FALLA RENAL

LLAMA EL IMSS, A IMPEDIR QUE LA DIABETES SE CONVIERTA EN FALLA RENAL

·   Los pacientes con insuficiencia renal, han aumentado más que la propia tasa de diabetes.

·   Hizo un exhorto a los derechohabientes, para que se hagan la prueba de glucosa y presión arterial, para detectar antecedentes.

Dr. Nesme San Luis Potosí, México. Viernes 16 de enero de 2015.-   El Jefe de Prestaciones Médicas del Seguro Social, doctor Francisco Javier Ortiz Nesme dio a conocer que los pacientes con falla renal en seguimiento con el Instituto se incrementan año con año en forma importante, por lo que el reto es que el paciente esté en control de su diabetes, ya que es el principal motivo de incremento.

Dijo que la diabetes mellitus se ha convertido en la causa principal para desarrollar fallar renal, de ahí la importancia de tratar la enfermedad con dieta, ejercicio y medicación; tríada que muchas veces no es tomada en cuenta como un “manejo integral”

Ortiz Nesme dio a conocer que el Instituto a nivel estatal maneja más de 1,500 pacientes en seguimiento en hemodiálisis y diálisis peritonial, que son las dos formas de atender a pacientes con falla renal.

Llamó a evitar llegar a una falla renal: “está en nuestras manos evitar ser paciente con falla renal, ¿cómo? siguiendo las indicaciones médicas, evitar alimentos que nos dañen y hacer ejercicio, ya que la última instancia es un trasplante de riñón que no es tan fácil obtenerlo”.

El neurólogo del Seguro Social afirmó que los pacientes con insuficiencia renal han aumentado en los últimos años, más que la propia tasa de diabetes.

El Jefe de prestaciones médicas del IMSS exhortó a la población diabética a que reconozcan su enfermedad porque en eso radican los siguientes pasos a seguir: “nos encontramos a nivel de medicina familiar pacientes que no se hacen caso, no llevan dieta ni tratamiento, así a largo plazo se complica”, detalló.

Explicó que las primeras complicaciones de una persona diabética comenzarán a los 10 años de haberse iniciado este padecimiento, empezarán los problemas de la vista, cataratas, extremidades y hasta amputaciones y finalmente llegará a afectar el riñón.

El Jefe delegacional de Prestaciones Médicas del IMSS hizo un exhorto a los derechohabientes para que se hagan la prueba de glucosa y presión arterial en forma constante, en los módulos API (Atención Preventiva Integral), ya que un diagnóstico temprano permitirá un manejo clínico adecuado.