CIENCIA Y HUMANISMO.

martes, 21 de junio de 2011

Hoy hace 50 años se estrenó en Ciudad Mante, Tamaulipas, la película “Simitrio”.

Hoy hace 50 años se estrenó en Ciudad Mante, Tamaulipas, la película “Simitrio”.
cartelera originalAsí anunciaban el 21 de junio de 1961 el Cine Morales y Cine Reforma el estreno más esperado de aquella época, la película “Simitrio” basado en una obra del Dr. Tomas Córdova Sandoval.
  • El Dr. Tomas Córdova Escribió el cuento que Dio vida esa bella cinta.
dr cordova  ok copiarDr. Tomas Córdova Sandoval en 1971 trajo en exhibición especial la película “Simitrio”. Los fondos los donó a una institución de beneficencia.
Por Manuel Núñez.
SIMITRIO (1)El cartel de “Simitrio” de los archivos de ITESO.
Si algo debe enorgullecer a los mantenses es la grandeza de sus hombres que sin haber nacido aquí, llegaron de otras tierras para quedarse y dormir el sueño eterno arrullado por el murmullo de sus cañaverales. Hablo de uno de esos hombres que llegó como médico especialista al antiguo hospital de la Cooperativa Ingenio del Mante.
Me refiero al Dr. Tomas Córdova Sandoval, tronco de una gran familia que ahora sus descendientes destacan como actores del cine internacional como su nieto Eduardo Verástegui Córdova. Y es del cine, casualmente de lo que escribo ahora.
En su ratos libres que le dejaba la Dirección primero del hospital del Ingenio y luego del Hospital del Seguro Social, el Dr. Córdova pintaba, jugaba ajedrez –recuerdo haber presenciado algunas partidas en el Hotel Mante-, pintaba y su gran pasión, escribir.
Antes de llegar a esta ciudad escribió un cuento: “Simitrio”, que dibuja la tragedia de los maestros rurales que llegan a la vejez en el olvido, con las mismas responsabilidades de ser profesor de todos los grados de primaria, director, gestor incansable de su escuela y ser al mismo tiempo, tutor o padre de los niños huérfanos de cariño. Un 21 de junio pero de hace medio siglo se estrenó esa película en esta ciudad.
El mensaje que nos deja el Dr. Córdova en su obra debe nutrir el espíritu de los maestros actuales antes de pensar en sus propios intereses. Que la lección del maestro “Cipriano” sea repetida una y mil veces como una tarea inconclusa en las asignaturas del Magisterio de México.
SINOPSIS
Simitrio narra una historia en el que el protagonista es un profesor rural, Cipriano, el maestro es un hombre de edad avanzada a quien una enfermedad no atendida ha dejado casi ciego. Sus alumnos deciden gastarle una broma: de todas las travesuras que cometen culpan a. Simitrio, un alumno que desertó al iniciar el período escolar, y se turnan para ocupar el papel del castigado Simitrio. Cuando una inspectora escolar es enviada a investigar la situación del maestro, el pueblo se reúne para defenderlo, pues cree que va a sufrir un daño. Finalmente el estudiante que propuso la broma confiesa la verdad al maestro y la inspectora declara públicamente que no se dañará a este último, sino que se le premiara por su labor.
Descripción: Basado en: Simitrio, de Tomás Córdova
Autor(es): Gómez Muriel, Emilio (realización) – Cabada, Juan de la (guión) – Cárdenas, Jesús (guión) – Gómez Muriel, Emilio (guión) – Draper, Jack (fotografía) – Bustos, Jorge (montaje) – Carrión, Gustavo César (música) – Moreno, José Elías (actuación) – Tejeda, Javier (actuación) – López Moctezuma, Carlos (actuación).
“Simitrio” obra excepcional Del Dr. Tomas Córdova.
Por Roberto Villarreal Moreno.
Entre los más variado géneros literarios, la biografía es quizás el más difícil y complejo que puede darse. Este dilema se me presentó al escribir acerca de una personalidad tan atrayente y tan interesante como la del Dr. Tomas Córdova, pintor y escritor, mantense por opción y adopción y que la manifestación artística trasciende fronteras y provincialismos. Hombre universal.
Poseedor de singulares dotes narrativas, contemporáneos de esas pléyade de grandes escritores mexicanos de la que constituyen quizás la mejor generación de las letras nacionales, Tomas Córdova cultivo la amistad y fue interlocutor ampliamente reconocido de personalidades de estatura intelectual de Octavio Paz, Elena Garro, Ricardo Garibay y tantos otros que, con el tiempo han dado lustre y relevancia a nuestro país en creación literaria.
El genio emerge de pronto y tiene su propia medida. Prueba de ello lo simplifica su hermoso cuento “Simitrio” obra excepcional convertida posteriormente en una de las películas más bellas, premiada y festejada del cine mexicano de todos los tiempos; magnifico derroche de maestra y oficio en el arduo y difícil arte cinematográfico de la imagen vertida a la imagen visual.
*.- Julio de 1994/Crónica El Eco del Mante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada